Archivos Mensuales: marzo 2013

Mi profesor preferido

Post encontrado en el blog “escuela20.com” sobre como ha de ser un profesor/a desde el punto de vista de los alumnos/as.

Aquí os lo reproducimos:

“Qué esperan de nosotras y nosotros? ¿Qué expectativas y prejuicios tiene nuestro alumnado acerca de los/as docentes? En Edudemic encontramos un resumen claro de cuatro rasgos que los y las estudiantes desean encontrar en su profesorado.

profe
1. “Es divertido/a y hace que aprender también sea divertido”. Al profundizar en el tema, los/as estudiantes detallaron esta apreciación algo más, señalando que deseaban profesores y profesoras que disfrutaran enseñando y lo demostrasen en sus interacciones con el alumnado en su día a día (es que esas cosas se notan). También “se ríen con nosotros/as si cometemos errores, en vez de ponerse tenso” o no manifestar ansiedad o agresividad. Algunas/os estudiantes también han dicho: “Cometemos errores, pero no es que no nos importe; nos preocupa y, realmente, intentamos no cometerlos…” o, también, “ellos/as (docentes) deberían recordar como se sentían cuando eran niños/as
2. “Se preocupa realmente por mi”. Básicamente, hacen distinción entre el cuidado genuino y otras actitides más hipócritas: muchos/as de ellos/as afirmaron haberse llegado a sentir insultados ante actitides extremadamente paternalistas.
3. “Nos da un trato igualitario” Casi todos y todas las encuestadas afirman la igualdad entre los/as compañeros/as, y valoran que el o la docente trate a cada cual según ese principio
4. “Trabajamos en grupo y por proyectos” para, volviendo al punto 1, hacer el aprendizaje divertido (vamos, que les interesa que su aprendizaje sea significativo). Todo/a estudiante desea poder elegir y desea actividades prácticas, resolución de problemas y elaboración de proyectos. “A algunos maestros les encanta escucharse a si mismos”, “eso también lo puedo ver en Google”, etc.

Construyendo nuestro PLE

Interesante post sobre los PLE en el blog “ojúLearning“. Aquí os lo reproducimos:

” Los pasados días 7, 8 y 9 de marzo tuvo lugar en Sevilla el VI Congreso Nacional de Formación Continua que reunió a multitud de profesionales de la Formación y empresas del Sector.

Dentro del programa, oJúLearning tuvo la ponencia “Construyendo nuestro PLE”, en este vídeo tenéis un resumen de nuestra participación:

Aquí tenéis la presentación que utilizamos Presentación ponencia “Construyendo nuestro PLE”.

Es importante tener un PLE desde el que podamos formarnos de manera constante, que se vaya adaptando al entorno cambiante que nos encontramos y a los nuevos escenarios que se nos plantean. No paramos de aprender. Como detallamos en la ponencia partes principales de un PLE son las siguientes:

  • Las herramientas que se eligen.
  • Los recursos o fuentes de información.
  • La red de contactos que cada uno va construyendo.

Relacionamos la presentación con nuestra experiencia en oJú y nuestro proceso de construcción de PLE.

Buscando, consumiendo y organizando

Comenzamos a buscar y consumir información. Ante el volumen de material, necesitábamos organizar el acceso al contenido. Comenzamos a suscribirnos a blogs mediante RSS. Con la ayuda de un lector de rss podemos acceder a la información de manera directa sin tener que acceder uno por uno a los blogs suscritos.

Herramientas

Para comenzar…

  1. 25 blogs a seguir
  2.  Recopilación de blogs de e-learning

Produciendo información

Creamos oJúLearning para poder compartir nuestras experiencias con la Red, comenzamos a postear y a aportar contenido.

Herramientas

Conversando

Comenzaron los comentarios en nuestros post pero…, nos faltaba algo…, algo de dinamismo y actividad un poco más continuada… Queríamos conversar! :)

Herramientas

Para comenzar…

  1. Te recomendamos seguir los siguientes Hashtags básicos
  2. Y te proponemos 5 cuentas clave:  @dreig, @educacontic, @jjdeharo, @ojulearning y @balhisay
  3. Páginas a seguir en Facebook: Entornos Virtuales de Aprendizaje, OjúLearning y [e-aprendizaje]
  4. Comunidades en Google+: Recursos educativos, Social Media en español, Todo Google.
  5. Grupos de trabajo de Linkedin
    1. Hablemos de elearning
    2. Elearning Aefol
    3. Elearning, LMS y PLE en dispositivos móviles
  6. Listas de distribución, Elearning de Rediris

Colaborando

El oJúLearning trabajamos duro en equipo, quedamos cara a cara, elaboramos documentación, afinamos procesos de trabajo…

Herramientas

Filtrando contenido

Ante la infoxicación, curación ;)

Herramientas

Además, os dejamos una serie de recursos y publicaciones muy útiles sobre PLE:

¿Cómo darle a Twitter una utilidad académica?

Nuevo post sobre la utilización de Twitter en las aulas. Esta vez es un post creado por Carlos Girón en el siguiente blog.

Os lo reproducimos aquí:

“Las redes sociales tienen en la comunicación una de sus principales utilidades. Mantener el contacto con amistades y familiares es una de sus grandes bondades, así como brindar la oportunidad de generar nuevos contactos. No obstante, herramientas como Twitter han encontrado en el área de la información una auténtica mina de oro. ¿Qué usos alternativos podríamos darle a nuestros perfiles sociales? Aquí exploramos uno de ellos intentando sacar jugo de los 140 caracteres.

Uso académico de la red social

Las redes sociales han llegado para quedarse. Como bien lo dice Dolors Reig en su libro Socionomía, se trata de herramientas que vienen a satisfacer una necesidad básica y elemental: la socialización. Los denominados medios tradicionales de comunicación carecen de la interacción que parece estar grabada en nuestro ADN. De aquí que las posibilidades de intercambio, interconexión y diálogo que ofrece el mundo 2.0 nos hagan acudir a estos espacios virtuales con singular alegría y asiduidad. Este último elemento puede convertirse, no obstante, en un problema: ¿cuánto tiempo dedicamos a los perfiles sociales en la web?

Toda buen arma tiene dos filos. El abuso de ella suele ser esa cara oculta que amenaza con volverse contra nosotros, por lo que el uso correcto suele estar vinculado con la moderación o prudencia, como bien sabían en la Grecia de Platón y Aristóteles. Esta sabiduría práctica, saber hacer o, mejor, saber en y a través del hacer, es una herramienta que complementa de manera perfecta a las innovaciones con la que nos topamos día a día. Henos aquí con un perfil en una red social que nos permite comunicar con el mundo (cercano y no tan cercano) en 140 caracteres. Son pequeños ecos que buscan oídos para noticias, historias, opiniones y cualquier ocurrencia humana. ¿Cómo darle un buen uso?

Logo red de microblogging TwitterSobran artículos que nos hablan sobre el uso profesional de Twitter, la mejor hora para enviar mensajes, formas eficientes de estructurarlos, sugerencias de a quién seguir y la lista sigue y sigue. Pero es aquí donde me gustaría resaltar una ausencia notable: poco se habla de educación para el uso de las redes sociales. No es ninguna novedad en la historia de la humanidad el que antes que acercarse a una innovación tecnológica se tienda a un proceso de satanización del producto como si se tratase de la caja de Pandora. Las redes sociales no se han salvado de este proceso. Es tiempo, por ello, de dejar atrás mitos y pensar en cómo preparar a los denominados “nativos digitales” para hacer un mejor uso de ellas sin que por ello tengan que ser todos unos publicistas excepcionales o community manager en potencia.

Sugiero entonces un ejercicio muy sencillo. Se trata de una propuesta para padres y maestros, incluso para aquellos curiosos que, además de pasarlo bien, se permitan sacar provecho de una herramienta con la que ya cuentan. El primer paso es muy sencillo: buscar un objetivo. En este caso nuestra guía será precisamente la curiosidad. Intentemos responder a la pregunta: ¿sobre qué tema me gustaría saber un poco más? Pongamos por caso que me decido por la fotografía. Twitter me permite buscar palabras que aparezcan en los mensajes de los usuarios, independientemente de que estén marcados como hashtag o no. Así que el segundo paso es ir a buscar.

Elementos del perfil útiles para una búsqueda

Os daréis cuenta de que la búsqueda ofrece tres filtros: destacados, todos y personas que sigues. Nos quedaremos con los destacados para percatarnos de qué o quién está marcando una tendencia con la palabra buscada. Lo que notaréis es que la palabra responde a un concepto tan amplio que permite contenidos realmente dispares: desde una foto de una famosa pareja captada por una lente indiscreta hasta alguien que promueve una exposición de su trabajo. De manera que nuestra siguiente tarea será la de acotar la búsqueda. ¿Cómo se hace? Muy sencillo, es suficiente con dar un vistazo a lo que dicen los usuarios que os aparecen como destacados para empezar a diferenciar lo que nos interesa realmente de lo que no. Entre los resultados nos encontraremos cosas como el excelente trabajo que nuestra compañera Aránzazu nos ofrece semana a semana:

Este tipo de hallazgos nos dirigen a blogs o canales de YouTube donde encontramos información interesante. Lo que queda por hacer es suscribirse y seguir estos contenidos para comenzar a aprender un poco sobre el tema que nos interesa. Más aún, al hacer la primera búsqueda tenéis en la parte izquierda una serie de recomendaciones de usuarios relacionados con esa palabra. Dar un vistazo a su línea del tiempo nunca está de más para acotar de manera más rápida nuestra búsqueda. Seguir a dos o tres de ellos sin duda que hará que nuestra propia cuenta comience a lucir un poco más interesante. Intentad hacer un par de menciones al día de los autores y los contenidos y veréis que pronto estaréis dialogando con una inmensa comunidad interesada en el mismo tema.

Lo importante al acotar está en generar más palabras clave. Sé que me interesa la fotografía pero, ¿de qué tipo? Puede ser que busque tutoriales para conseguir un efecto en concreto o que me interese la fotografía artística y quiera asistir a un curso. Intentad combinaciones de acuerdo a vuestros intereses y seguid el mismo procedimiento ya descrito. Sería un excelente proyecto escolar el realizar un seguimiento de usuarios relevantes para un tema vinculado con alguna asignatura y realizar un reporte a partir de la información encontrada. Una forma de dar a conocer a los alumnos un modo académico de usar sus redes sociales. También puede ser muy útil para quien está por decidir qué es lo que quiere estudiar en la Universidad: un vistazo en Twitter puede ayudar a aclarar las cosas a partir de los contenidos de las áreas de interés. Para el autodidacta insaciable es, sin duda, una herramienta imprescindible. ¿Por qué no lo intentáis y nos contáis vuestra experiencia?

¿Cómo crear bellas infografías sin saber diseño gráfico?

En este blog faltaba algo sobre infografía, algo que está de moda últimamente. Interesante post el encontrado en el blog “TotemGuard” el cual nos hace una recopilación de 17 recursos para realizar estos diseños y aplicarlos en clase. Os reproducimos íntegramente el post.

” Las infografías son representaciones visuales de información, datos o conocimientos. Se han hecho muy populares en Internet ya que estos gráficos nos permiten captar y comprender rápidamente conceptos difíciles. Nuestro cerebro está especialmente diseñado para el análisis visual combinando imágenes con datos. Las visualizaciones ayudan a transmitir conocimientos de una forma más eficaz que si utilizáramos simplemente texto y números, con lo que pueden ser de gran utilidad en el aula.

Hace unos años, la creación de infografías estaba limitada a académicos, empresas e instituciones gubernamentales, quienes tenían acceso a gran cantidad de datos y a diseñadores gráficos. Con la llegada de aplicaciones web gratuitas y publicaciones de datos online, ahora es posible para todos crear bellas infografías.

Con ellas los alumnos pueden aprender a presentar una gran cantidad de datos de una forma creativa y divertida, más allá del típico powerpoint. A continuación te mencionamos algunos de los recursos TIC que pueden utilizarse con este propósito:

 

1. Piktochart

Piktochart es una aplicación web que permite crear bellas infografías a partir de unas plantillas y objetos que se añaden con un simple arrastrar y soltar. Permite personalizar colores y fuentes en solo clic siendo muy fácil de usar por los alumnos. También es posible exportar la creación en HTML o como imagen para inscrustar la infografía en una página web o blog. Ofrece tres plantillas en su versión gratuita y ofrece más de 15 en su opción de pago, aunque con precios muy competitivos para la educación. Sn duda es una de las opciones más útiles que se encuentran en Internet.

 

piktochart

 

2.Easel.ly

Easel.ly es una herramienta web que permite también crear infografías sofisticadas a partir de plantillas que ofrecen, pudiendo arrastar y soltar dentro de ellas todo tipo de símbolos (líneas, formas, texto, imágenes propias, iconos, etc) para personalizar el resultado final sin perder claridad ni calidad. Las infografías pueden ser exportadas en formatos pdf, jpg, png o web para ser compartidas online.

 

Infografías con Easel.ly

 

3. Infogr.am

Infogr.am es una herramienta online relativamente nueva que nos permite subir nuestros propios datos con los que deseamos crear gráficos. Como inconveniente para el aula es que requiere identificarse con la cuenta de Twitter o Facebook pero puede sernos de utilidad como profesores. Podemos editar una URL personalizada para visualizar el gráfico y obtener el código html para añadirlo en el blog o página web.

También incluirá la posibilidad de realizar infografías con los gráficos obtenidos a través de unas plantillas que nos ofrecen, pero por ahora requiere de una invitación.

 

 

4. Hohli

Hohli es una herramienta online muy intuitiva y sencilla que permite escoger entre una gran variedad de gráficos (diagrama de Venn, diagrama de barras, circulares, radar, etc). Permite introducir nuestros datos, personalizar colores y tamaños y obtener un gráfico de gran calidad para ser insertado en cualquier página web.

 

Gráficos Hohli

 

5. Many Eyes 

Many Eyes es una página web patrocinada por IBM que sirve para explorar visualmente diversos conjuntos de datos en forma de gráficos. Los alumnos pueden subir datos y crear diferentes presentaciones de los mismos o explorar los que ya están elaborados a través de su potente buscador. La filosofía de sus creadores es fomentar la conversación y la colaboración online alrededor de estos gráficos visuales. Se pueden encontrar gráficos muy curiosos que pueden iniciar un debate en el aula: Quiénes sobrevivieron en la tragedia del TitanicNúmero de calorías en la comida de McDonalds, Messi versus Ronaldo en la Liga, etc.

Many Eyes

 

6. Visual.ly

Visual.ly es una herramienta que permite representar gráficamente datos que se capturan a partir de un “hashtag” # en Twitter o en Facebook.  En este sentido se puede explorar un tema de actualidad en Twitter y crear una infografía en minutos a partir del hashtag que se haya definido para seguir los acontecimientos, por ejemplo #educación, #Cannes 2012, #Diadellibro o #tsunami.

 

7. What about me

What about me es una nueva herramienta lanzada por Intel que permite realizar una infografía personalizada mostrando nuestra actividad en las redes sociales (Twitter, YouTube y Facebook). Puede ser una manera interesante de comprobar con los alumnos la imagen y la huella digital que están dejando en la red y si piensan que concuerda con la realidad. En el gráfico principal, similar a una flor de colores, se pueden ver las actualizaciones de estado, los posts más populares en Facebook e imágenes más vistas, así como el estado de ánimo, los horarios de publicación y más.

 

8. Google Public Data Explorer

Google Public Data Explorer es una herramienta muy completa que permite explorar, visualizar y comunicar con gráficos miles de datos estadísticos. Se nutre directamente de Eurostats, la OCDE y otras 62 fuentes de todo el mundo, con lo que se puede acceder a comparativas y crear gráficos sobre datos que anteriormente hubieran sido costosos y difíciles de encontrar. Los datos no pueden ser exportados pero se puede realizar un pantallazo del gráfico para la infografía o obtener el código HTML para inscrutarlo en el blog.

 

Esperanza de vida por país

Esperanza de vida por país

 

Otra fuente de datos para nuestras infografías es Google Estadísticas de Búsqueda, que ofrece estadísticas sobre las búsquedas que se realizan en Internet a partir de una o varias palabras, marcando un ámbito geográfico concreto y un tiempo exacto. Además predice las búsquedas que van a realizar los usuarios extrapolando los datos de años anteriores.

 

9. Stat Silk

Stat Silk es otra aplicación sencilla que destaca por la posibilidad de crear no sólo infografías estáticas  sino también  interactivas con diseños muy variados y atractivos. Además podemos acceder a miles de estadísticas mundiales a través de mapas interactivos y visualizaciones de datos. Aquí hay un ejemplo de un mapa interactivo con la experanza de vida en Europa según los diferenes países.

 

Mapas interactivos StatSilk

 

 

10. Wolfram Alpha

Wolfram Alpha es un potente buscador de respuestas de gran valor educativo para el aula. Es un servicio inteligente en línea que responde a cualquier pregunta académica que introduces en su buscador, extrayendo la respuesta de una base de datos estructurada de fuentes propias.  El resultado de sus búsquedas ofrece gráficos, tablas númericas, imágenes, etc que pueden utilizarse en infografías haciendo un pantallazo de la página. Podemos encontrar aquí varios ejemplos como el resultado de búsqueda del elemento químico del carbón.

 

Wolfram Alpha infografía

11. Geocommons

Geocommons es una herramienta gratuita que permite crear mapas magníficos en cuestión de minutos gracias a su sencillo flujo de trabajo GeoIQ y las capacidades rápidas de exploración. Disponen de varias plantillas (fotos de satélite, mapas de carreteras u otros fondos) y de datos ya precargados, pero podemos utilizar también datos propios que nosotros introduzcamos.

 

Densidad de Población en Europa

 

12. Visualize para iPad

Visualize es una aplicación para iPad que permite la creación de infografías a través de las imágenes que importamos desde nuestro album de fotos. Podemos escoger o importar un fondo, añadir texto, líneas, formas, etc. Su biblioteca de imágenes también ofrece elementos de diagrama, iconos ilustrativos, elementos de papelería, bocadillos de diálogo y pegatinas.

Visualize para iPad

 

13. Infographic Toolbox de Google

Infographic Toolbox de Google: Un fantástico recurso de Google en donde podemos encontrar una gran variedad de plantillas e iconos para construir la infografía. Contiene mapas, símbolos y gráficos circulares que pueden ser editados y nos ahorran el diseño de los mismos.

 

Infographics Toolbox

 

14. Archivo de Iconos

Icon Archive es un completo archivo con más de 337.000 iconos y objetos gratuitos que nos pueden servir para ilustrar infografías. Están clasificados por categorías (navidad, redes sociales, animales, transporte, alfabeto, etc) para facilitar su búsqueda.

 

Iconos para infografías

 

15. Mediatool: Archivo de vectores de flechas

Mediatool presenta una colección amplia y gratuita, lista para descargar, con más de 50 vectores de flechas , anillos indicadores, bocadillos de diálogo, iconos de diseño, iconos 3D y docenas de botones y símbolos.

 

 

Si deseamos trabajar en el aula con herramientas que requieran de conocimientos más avanzados en diseño gráfico y dar mayor flexibilidad en las creaciones, existen dos herramientas gratuitas para descargar que pueden ayudarnos:

 

15. Inkscape

Inkscape es una herramienta de dibujo potente y cómoda, totalmente compatible con los estándares XML, SVG y CSS. Se trata de un editor de gráficos vectoriales de código abierto, con capacidades similares a Illustrator, Freehand, CorelDraw o Xara X, usando el estándar de la W3C. Las características soportadas incluyen: formas, trazos, texto, marcadores, clones, mezclas de canales alfa, transformaciones, gradientes, patrones y agrupamientos.

 

16. Gimp

Gimp es un programa gratuito y libre para editar imágenes digitales, tanto dibujos como fotografías, similar al  conocido Adobe PhotoShop. Cuenta con muchas herramientas de selección, de pintado, filtros, manipulación de textos, etc pudiéndose dar rienda suelta a la imaginación para crear infografías, si poseemos conocimientos del uso de este software.

 

17. Freepik

Freepik es un buscador de fotos, ilustraciones, vectores y ahora archivos PSDs para adaptarlos e incorporarlos a nuestra infografía.

 

Una infografía debe siempre mencionar las fuentes de las que proceden los datos que se han utilizado. Cinco reglas básicas han de seguir los alumnos en este sentido, independientemente de la herramienta que se utilice:

  • Encontrar la fuente original y comprobar los datos
  • Asegurar que se está utilizando los datos más recientes que existen
  • No utilizar como referencia páginas web personales, Google, Yahoo o la Wikipedia
  • Limitar el número de fuentes que se utiliza. Transmitir un concepto con demasiadas gráficas hace perder la efectividad en su comprensión.

Profesores innovadores y/o creativos

Interesante post sobre la diferencia entre ser innovador y ser creativo. Esta información ha sido extraida del blog “educ@conTIC”.

Os lo reproducimos de forma íntegra.

“A menudo, consideramos la actitud innovadora y la creativa como una virtud que todo docente debe poseer intrínsecamente para conseguir unos resultados espectaculares en el aprendizaje de sus alumnos. Basta con haber pasado por un centro educativo, ya sea como alumno o como profesor para darse cuenta de que no es así. Ni todos los docentes son innovadores, ni todos son creativos. No al menos como lo esperamos. Los docentes, como todos son intrínsecamente innovadores y creativos, pero desarrollamos o enfocamos nuestras capacidades de forma distinta y hacia distintos intereses.

La irrupción de las TIC en el ámbito educativo vino de la mano de una tipología específica de profesionales, capaces de innovar, de transformar el estilo docente, y de crear nuevas herramientas y materiales. Por imitación, aquellos que se acercaban a los “nuevos métodos” lo hacían emulando a los precursores, sufriendo en algunos casos la frustración de no poder crear algo novedoso o haciéndolo con dudosos resultados finales, lo que muchas veces se traducía en el abandono de líneas interesantes de trabajo.

Hoy más asentadas las cosas, somos conscientes de que no todos tenemos por qué crear constantemente de la nada, inventar o innovar, sino que a partir de lo ya creado, desarrollamos, evolucionamos y sobre todo ponemos en práctica, lo que nos permite enfocar nuestro potencial creativo en otros aspectos de la práctica docente.

El docente Innovador:

¿Cómo es un docente innovador? En un anterior post ya me referí a la innovación, por lo que no os aburriré más con el concepto.

El innovador: busca nuevos métodos para trabajar, que no se limitan a su trabajo sino que invaden su vida personal. Suele acumular gran cantidad de aparatos porque adquiere las últimas novedades que ya son antiguallas cuando se popularizan, pero es incapaz de deshacerse de ellas. Para él es necesario buscar nuevas soluciones, no tiene reparo en utilizar lo último de lo último, a veces corre el riesgo de que no funcionen, pero nunca tiene la sensación de haber perdido el tiempo porque lo considera una inversión. Intenta convencer a sus colegas de lo útiles que son las nuevas herramientas, el trabajo que le ahorrarán y los beneficios que le acarreará, claro que normalmente no valora las capacidades que él mismo atesora y que su colega tendría que adquirir para que esa evolución no le supusiese un trabajo extra.

El profesor innovador está presente en todos los recovecos de la red, es un “humano 2.0”, su perfil está diseminado por todos registros de todos los servicios habidos y por haber, es experto en registrarse, su correo se llena a diario de noticias sobre actualizaciones o novedades, es consciente de lo “efímero” de algunos servicios 2.0, se entera al instante de todo gracias a las RSS, a las redes sociales y por supuesto su teléfono es un smartphone.

Hablando con un profesor innovador siempre tienes la sensación de llegar tarde a todo lo que para ti es una novedad.

El profesor creativo:

La creación, la capacidad para modificar o transformar el mundo, de generar nuevas ideas o conceptos o nuevas asociaciones entre los ya conocidos tiene otra connotación. El profesor creativo TIC usa las tecnologías como un medio útil para conseguir un fin pero de forma simultánea con métodos efectivos hasta ahora, adaptando unos y otros para crear una nueva forma de docencia.

El docente creativo, modifica su entorno, lo adapta en su beneficio y en el de sus fines. Fruto de ese ejercicio en su mente nacen nuevas técnicas y materiales cuya versatilidad le permite apoyarse en diferentes plataformas, aplicaciones o prácticas, sin depender explícitamente de una u otra tecnología.

El profesor creativo se adapta, y lo hace porque tiene capacidad para enfrentarse a los imprevistos, no se le ponen los pelos de punta cuando se va la luz y acepta e integra al momento un texto que un alumno ha obtenido de internet en el que cuestiona aquello que el día anterior enseñó en clase. En palabras de David Sánchez-Barbudo Miranda, un entusiasta de la creatividad en la enseñanza, el docente creativo, conoce al alumno, le saca una sonrisa, no es individualista, nunca lleva la clase cerrada, promueve la participación, es colaborador y es generoso con sus materiales porque no los considera suyos, sino una evolución de lo que otros crearon para él.

Tipología del docente ante las TIC:

  • El necesitado: siempre necesita material, no tendría suficiente con todo Silicon Valley, todos los medios disponibles son insuficientes y a menudo se pierde entre configuraciones y conexiones.
  • El “manitas”: es el caso contrario, se apaña con aquello que tiene y es capaz de sacar petróleo de lo que los demás han desahuciado, nunca pide nada y con él sus alumnos aprenden lo que es la “supervivencia tecnológica”. Cuando les llega un equipo nuevo suelen decir “si este me iba como un tiro, lo tenía optimizado…”
  • El que siempre pide horas: toda labor tiene que tener una compensación horaria. Enchufar un proyector o hacer una copia de seguridad tiene que estar reflejado en su horario, aunque perder información le suponga no poder continuar con un ejercicio.
  • El inconsciente: más conocido por “sólo puse las manos aquí y la pantalla se volvió azul”. Tiene una capacidad extraordinaria para apretar las teclas que empiezan por “F” cuando se inicia un equipo.
  • El tecnófobo: muestra una alergia tópica al plástico y desarrolla con asiduidad conjuntivitis crónica cuando tiene que hacer la programación o la memoria. El “formato” de un texto es un concepto desconocido para él. Sufre una mutación extraña cuando es capaz de abrir un PDF para ver el resultado del concurso de traslados.
  • El que cree que no es capaz de nada “el isi”: Para él, las TIC son eso que siempre falla. Cuando se les muestra algo aplican de manera virtuosa la Ley de Murphy y desmontan cualquier intento de convencerles de que las cosas no tienen por qué no funcionar.
  • El maquero: conocidos por sus frases estrellas llenas de suficiencia “esto con mac no pasa” o “con lo sencillo que es esto en un mac”. Cada vez que las pronuncian te dan ganas de desaparecer por el hueco del usb pero acabas contestando “ya pero es lo que tenemos”.
  • El 386: normalmente de edad madura, no para de comentarte el avance que supuso cuando llegó el primer 386 al centro “eso sí que fue una revolución” afirman mientras buscan en Google.
  • El escéptico: “…Es que esto no lo veo para mi materia…” Nada de lo que les propongas le servirá para su materia. Creen que las TIC son para materias como la plástica, la música o las ciencias naturales, pero no para “materias serias” “porque no terminaríamos el currículo”.
  • El calculador: hace en hojas de cálculo hasta la lista de necesidades del departamento y se ofrece en los claustros a confeccionar una para cualquier cosa que suponga más de un dato.
  • El daltónico: tiene grandes problemas para visualizar el color rojo que subraya las palabras desconocidas cuando procesa un texto.
  • El cursero: hace suya la frase “el saber no ocupa lugar”, excepto en su carpeta de certificaciones, claro. Hace todos los cursos, presenciales u online que se le ponen por delante, pero los acaba con la frase “todo esto está muy bien, pero luego en clase es otra cosa, si tuvieras a mis alumnos…”
  • El figuras: también conocido como “el acróbata”. Experto en el uso de transiciones, animaciones y combinaciones estridentes de color, hace un alarde de figuritas con las presentaciones a la menor ocasión. La visión de las mismas en los presentes provocan graves efectos secundarios.
  • El transportista: cuando compró el portátil no leyó el apartado de las especificaciones técnicas referidas al peso del aparato, porque simplemente, no le importa. Carga con él constantemente y le acompaña a todas partes, por lo que tiene que cambiar de funda antes que de ordenador.
  • El flash: no dudará un momento en mostrarte hasta por el pasillo camino del aula el flash que se curró la noche anterior para que los alumnos aprendan la tabla de multiplicar.
  • El 112: siempre una mano amiga. Generoso hasta el infinito, siempre tiene un minuto de una hora para solucionarte un problema de red, o levantarte un equipo mientras sentencia “no te preocupes…, si antes me ayudaron a mí”. “

Decálogo de como desarrollar el pensamiento crítico

Artículo encontrado en el blog “Escuela 20” sobre cómo desarrollar el pensamiento crítico. Os lo reproducimos de forma íntegra.

” En un mundo ideal, el pensamiento crítico de las niñas y los niños sería una parte desarrollada integralmente desde el principio hasta el final de la escolarización, independientemente de la materia; realmente, esto no sucede así. En edutopia nos dan 10 consejos para poder romper con esta situación y desarrollar el p ensamiento crítico en las aulas (y fuera de ellas)

1. Preguntas, preguntas, preguntas.
Cuestionar adecuadamente es el núcleo del pensamiento crítico: se fomenta la curiosidad animando al alumnado a hacer preguntas. Integrar un flujo de preguntas durante una parte – importante – del desarrollo de la clase, en gran foro, es una estrategia clave. En Educación Primaria debemos enseñar a las niñas y a los niños a hacer preguntas que conduzcan al conocimiento, aprendizaje, compresión y comunicación, intentando reconducir las preguntas insuficientes o ineficaces en la dirección adecada: haz tú preguntas de ejemplo o plantéales dudas para guiarlos en otra dirección
2. Comience con una pregunta “provocadora”, polémica...
Sobre todo en la E.S.O.: plantea una cuestión polémica, llamativa, desafiante o, por el contrario, plantéala de un modo dogmático y anímales a romperla, clarificar y definir. Por ejemplo: “¿Es la pobreza responsabilidad del individuo o es el resutlado de factores externos?”. Dentro de este ejemplo, hay muchos términos oscuros que necesitarían definición, como, por ejemplo,”individuo”, “externos”, “responsabilidad” y, obviamente, “pobreza”. Intentar definirlos será un reto… El debate ya será un desafío.
3. Proporcionar apoyos para la conversación
No dejes de apoyar las intervenciones con guías, tipo “estoy de acuerdo en esto” o “estoy en desacuerdo en esto”; también, “¿puedes aclarar lo que entiendes por ___?”
4. Modelar nuestras espectativas y/de acuerdo a sus intervenciones
Haz demostraciones y ejemplos sobre cómo entrar en un debate, establecer diferencias, estructurar la intervención, cómo disertar, cómo hacer resúmenes analíticos y, también, cómo guardar las formas y  el (mero y puro) civismo, diferenciando las personas de las ideas.
En la E.S.O. y Bachillerato encontraremos dos contenidos conceptuales que son de crucial importancia si queremos desarrollar hasta el punto adecuado el pensamiento crítico y las habilidades de debate del alumnado, en las asignaturas del Departamento de Lengua y Literatura y del Departamento de Filosofía:
pensamiento crítico
5. Controversias constructivas
Los debates suelen formarse porque hay perspectivas diferentes en las aulas y, precisamente, suelen acabar en el caos más absoluto. Algunos/as docentes utilizan métodos como el “abogado del diablo”, que consiste en darle una tarjeta en secreto antes del debate con los puntos de vista opuestos respecto a un tema polémico. No te olvides de recordarles que el desacuerdo no puede basarse en opiniones personales o sentimientos, sino que debe apoyarse en datos y en argumentos (y lo olvides tú, claro…)
6. Ayúdales a elegir los contenidos relevantes
Y, en última instancia, en etapas elementales, escógelos tú: ¿Qué temas son relevantes y qué deben conocer para poder iniciar el debate? Saber hacer una buena selección de contenidos te facilitará las cosas realmente

7. Debate socrático
Mira la entrada de Wikipedia donde abordan el Elenchos. El debate socrático supone un verdadero desafío intelectual y el docente queda en un segundo plano, limitándose a la observación y, en todo caso, a la mediación (tus alumnos y alumnas son, como mucho, en el ¿mejor? de los casos, adolescentes)
8. Evaluación
Evaluar el pensamieno crítico es muy complicado e, incluso, según algunas voces, innecesario (suponemos que se refieren a “calificar” y no tanto a “evaluar”, pero no olvidemos que son dos cosas diferentes y no deberíamos mezclarlas). Necesitaríamos una ventana a sus procesos de pensamiento, que no tenemos. Los ensayos, los elenchos o los discursos pueden servirnos para observar las habilidades del alumnado y trazar una línea de progreso que, por tanto, nos da más bien una evaluación cualitativa y no tanto cuantitativa. Las metodologías deben ser variadas, así como las actividades: no dejes de programar pequeñas investigaciones y proyectos.
9. Estudiantes evaluándose mutuamente
La verdad es que, dependiendo de los grupos, esto puede no ser nada recomendable; en esos casos, la autoevaluación – de nuevo, dependiendo del alumnado que tengamos – puede ser alternativa a una evaluación mutua, que podría arrojar valoraciones totalmente injustas. Si crees que es viable la evaluación mutua has de dividir en dos grupos la clase: el primer grupo debatirá, el segundo observará y evaluará. Facilítales una rúbrica para tal propósito
10. Un paso atrás
Puede ser difícil para ti soltar las riendas y dejar que los y las estudiantes dispongan de cotas cada vez más altas de libertad; obviamente, no lo podrás (ni lo podrán) hacer de un día para otro, pero la incómoda autonomía también os dará nuevas direcciones de trabajo, más “relevantes” para ambas partes y, por ello, más fáciles de continuar.

¿Qué aumenta la Realidad Aumentada en Educación?

Os dejamos la presentación en Prezi sobre realidad aumentada y su aplicación en el aula. Esta presentación es obra de Pablo Bongiovanni.

http://prezi.com/wtn_5g9uxqk9/que-aumenta-la-realidad-aumentada-en-educacion/

El Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) del investigador-docente

Fantástico material el aportado por Ismael Peña-López en su blog sobre los PLE. Recomendamos esta lectura y el estudio detallado de los materiales aportados por el autor.

¿Qué aporta el aprendizaje basado en proyectos y cuáles son las principales dificultades?

Interesante entrada realizada por Fernando Trujillo en su blog “Estranjis” sobre el aprendizaje por proyectos. Os dejamos aquí una síntesis:

Razones para usar el ABP

Entre el catálogo de razones que los compañeros y compañeras han expuesto para usar el ABP están:

  • ofrecer una enseñanza que contribuya al desarrollo de habilidades y competencias que no quedan satisfechas con una enseñanza más tradicional;
  • dar respuesta a necesidades específicas de apoyo educativo;
  • motivar al alumnado y mejorar su autoestima;
  • promover un aprendizaje crítico y activo y aprender a pensar;
  • aumentar la implicación y la autonomía;

Curiosamente, muchos participantes ven el ABP como una auténtica exigencia de los “nuevos tiempos” y  como la necesidad de adaptar nuestra enseñanza a nuestros nuevos modos de vida (globalización, mercado laboral competitivo, uso intensivo de las TIC, etc.). Hay, en muchos de ellos, una declaración explícita en relación con la responsaiblidad de ofrecer una enseñanza acorde con los retos que acometerán nuestros estudiantes en su vida futura.

Problemas y dificultades

Me ha parecido muy interesante la reflexión que se está haciendo sobre los problemas y las dificultades para usar el ABP en nuestros centros educativos. Intentaré recoger aquí algunas de las ideas que han surgido en los foros y los comentarios que a mí me sugieren:

  • Hay etapas y materias que ven el ABP como parte de su propia tradición y más cercano a sus dinámicas “naturales”.

Así, los participantes de Educación Infantil, el profesorado de Tecnología o Formación Profesional entienden que el ABP es muy cercano a su manera de entender la etapa o su materia y buscan en el curso constatarlo, profundizar en su conocimiento (teórico o práctico) o conocer otras experiencias para enriquecer su propio desarrollo profesional. También hay otras compañeras y compañeros, docentes en otras materias (música, matemáticas, lenguas) que afirman que el ABP encaja en su concepción de la materia.

Por el contrario, hay participantes que expresan su temor de que el ABP “desvirtúe” los contenidos de su materia. Este temor, curiosamente, me lo he encontrado en mi experiencia como formador en muchos docentes de lengua castellana y lenguas extranjeras, que temen que el ABP contribuya a que no se trate adecuadamente lo que entienden que es el núcleo de su materia: los aspectos formales de la lengua. Obviamente, creo que no hay nada que temer (pues dependerá de nuestra programación que se traten o no los aspectos formales, o unos contenidos u otros) y, en todo caso, en las materias lingüísticas el ABP representa un contexto fantástico para desarrollar, al menos, la mitad del currículo, que está centrada en la oralidad y la escritura como actividades comunicativas.

Por nuestra parte, la experiencia de La Semana de los Proyectos nos sirvió, por la diversidad de centros, docentes, estudiantes y materias con las que trabajamos, para tener la certeza de que el ABP se puede implementar en cualquier contexto y situación siempre que el profesorado supere el momento crítico de optar por las metodologías activas para su enseñanza.

  • El centro puede ser un factor motivador o desmotivador para el uso del ABP.

Hay compañeras que relatan con pesar que en su centro o en su ciclo se usa un “método” o un “libro de texto” y que no pueden usar ABP; otras compañeras, por el contrario, trabajan en centros donde el ABP es el estilo de trabajo que promueve el proyecto educativo de centro y, por tanto, encuentran fácil institucionalmente ponerlo en funcionamiento.

En todo caso, estas decisiones (método sí o no, ABP sí o no) deberían estar guiadas por evidencias: qué tipo de alumnado estamos preparando y qué resultados obtenemos a corto, medio y largo plazo son las cuestiones fundamentales para determinar cuál debe ser la estrategia metodológica en nuestra aula y nuestro centro. Puede que precisamente porque no tomamos estas decisiones teniendo en consideración estas preguntas sino otras cuestiones sigamos prefiriendo los “métodos” a las metodologías activas.

  • Algunos temores respecto al ABP son realmente temores respecto al aprendizaje en grupos.

Es normal relacionar el ABP con el trabajo en grupos. El problema es que el “trabajo en grupos” es, con frecuencia, un fracaso: si no se controlan ciertas variables, el trabajo en grupo sobrecarga a ciertos estudiantes y ofrece un espacio de ocultación para otros. Pero esto se puede solicionar: cuanto más cerca esté nuestro “trabajo en grupo” del “aprendizaje cooperativo”, pues muchas más garantías de éxito tendremos – y también mejores sensaciones tendremos respecto al ABP.

  • Para estar convencidos de la validez del ABP en nuestro contexto particular, necesitamos datos y reflexión.

Algunos participantes indican que, aunque hay bastante satisfacción en relación con el uso del ABP, sin embargo no tienen certeza de mejora respecto a otras estrategias de enseñanza. Y estamos de acuerdo con ellos: en cualquier proceso de innovación es importante obtener datos respecto a la mejora que supone el cambio – y el esfuerzo. Por ello, cualquier experiencia de ABP debe contemplar cómo se documentará el proceso de innovación y cuándo y cómo (además de quién) se reflexionará acerca de la experiencia.

  • Hay múltiples factores que considerar al diseñar una experiencia de ABP: el tiempo, los materiales, la relación con otros compañeros, etc.

Nadie dijo que el ABP fuera sencillo ni que el ABP fuera simplemente sustituir el libro de texto por fichas. Implica una revisión en profundidad del rol del docente, de lo que esperamos de los estudiantes, de los materiales (“materia prima fresca”, como diría mi amigo Daniel Sánchez), de las relaciones del profesorado dentro del ciclo o del departamento, etc. En este sentido, el ABP no es simplemente un estilo de enseñanza sino la puerta de entrada a una cultura educativa diferente.

  • Es importante valorar la reacción de las familias y, en la medida de lo posible, garantizar que ésta es positiva.

Hay muchos comentarios en los foros respecto a las familias y, sinceramente, espero que sigamos reflexionando en esa línea. Sin embargo, por ahora no quiero añadir nada a ese debate. Me limitaré a mostraros un vídeo aportado por una de las participantes en el curso, Mª Carmen Devesa, quien ofreció a sus estudiantes la oportunidad de entrevistar a sus propias familias para preguntarles su opinión respecto a los proyectos que habían desarrollado – lo cual puede ser, a su vez, un proyecto de aprendizaje sobre lenguaje periodístico

A %d blogueros les gusta esto: