Desaprender para aprender a enseñar

Interesante entrada que hace Álex Pombo en su blog sobre la necesidad que tienen algunos docentes actuales a adaptarse a las nuevas tendencias educativas.

” Todos estamos de acuerdo en que los tiempos han cambiado. Ahora vivimos en una aldea global donde impera la tecnología. Atrás quedan los tiempos  de la escuela prusiana del despotismo ilustrado y  del modelo educativo de la revolución industrial.
Sí, los tiempos han pasado, pero la educación que hemos recibido es reflejo directo de esa época: valoración de contenidos y temeroso respeto a un profesor-juez, fuente del conocimiento.
Modelo educativo que los docentes repetimos curso tras curso. Podemos tener una pizarra digital en el aula en vez de una pizarra de tiza, pero en el fondo no cambiamos la metodología. El modelo de nuestros padres, nuestro modelo, el modelo de siempre ha calado en los huesos del sistema y “es lo que hay que hacer”. No tenemos más que ver los alumnos de prácticas que vienen de los nuevos grados de magisterio, ninguno se extraña de cómo estamos enseñando en las aulas, no tienen un modelo crítico con el que comparar y proponer mejoras, porque en la misma universidad también se repite el modelo educativo estandarizado, se trata de un modelo continuista.

No deja de ser llamativo que envíen a los estudiantes a los colegios a aprender cómo se enseña.

Creo que, todos los  que nos dedicamos a  la educación, deberíamos DESAPRENDER para poder enseñar. Deberíamos liberarnos de las ataduras de un sistema educativo obsoleto que no forma a los jóvenes ni para el mañana ni siquiera para el hoy.Las sociedad demanda trabajo en equipo, liderazgo, formación continua, empatía, inteligencia emocional, adaptación a los cambios, trabajo en red, competencias… ¿Cuánto de todo esto estamos enseñando? ¿Entran en nuestros criterios de evaluación?

¿Dónde caben aquí los 15 temas del libro de texto? ¿Cuánto vale un diez en un examen de contenidos que olvidará en menos de una semana?

¿Hay algún tema del que no se puede encontrar información en la red? Entonces, si la información ya no depende del profesor, ¿Cuál es la función de éste? ¿Evaluar contenidos?

El problema es que no se puede enseñar lo que previamente no se ha aprendido. Por tanto reflexionemos,  desaprendamos, aprendamos y eduquemos. Difícil tarea. Manos a la obra. “

Publicado el enero 5, 2013 en Sistema Educativo y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: