6 pasos para resolver conflictos con un/a alumno/a

Desde Escuela 20 no ha llegado esto. Creemos que interesante por ser un tema frecuente en las aulas.

1. ENFRÍATE
Las disputas no pueden ser resueltas “en caliente”, en ese estado pasional y emocional en el que no pensamos con claridad y es imposible plantar una distancia emocional suficiente. Como se trata de dialogar, hay que tomar esta distancia: tómate un tiempo para respirar, recuperarte y enfocar las respuestas y reacciones. De lo contrario, vuestras palabras estarán excesivamente cargadas de emociones (negativas). Pues eso: tómate tu tiempo… Puedes hacer una tormenta de ideas con cosas que te hacen sentir mejor, irte a correr, tomarte una tila, etc. Mientras tanto, esboza tu planteamiento para dar los siguientes pasos
2. DI LO QUE TE MOLESTA, PERO A TRAVÉS DE “MENSAJES YO”
Son una herramienta para expresar lo que sientes sin atacar o culpar a la otra persona, haciéndonos responsables de la forma en la que percibimos el problema
3. ESCUCHA REFLEXIVA
Reafirma lo que has oído decir a tu interlocutor/a: así demuestras que te importa lo suficientemente como para centrarte también en su punto de vista y no solo en el tuyo, fomentando la empaía. Mark Burnes cuenta cómo la usó para mediar en una discusión entre su hijo adolescente y su esposa: “Cuando entré por la puerta, ambos estaban gritando, en plena batalla; en el pasado, habría gritado para detenerlos… En lugar de hacer eso, respiré profundamente, hice acopio de mis pensamientos e ideas generales y elegí con cuidado mis palabres. Les pedí a ambos que me explicasen qué había pasado, y reflexioné sobre lo que me habían dicho: eran capaces de llegar a un compromiso y la disposición a la escucha que les mostré se convirtió en disposición a la negociación
4. RESPONSABILÍZATE
Normalmente, cuando hay peleas, suele decirse que ambas partes tienen parte de “culpa”; esta palabra es inadecuada totalmente: hay que hablar de responsabilidad. Eso implica buscar nuestro propio papel en el problema y asumir el conflicto como algo que es posible solucionar de forma constructiva
5. LLUVIA DE IDEAS
Una vez escuchadas ambas partes, es momento de buscar soluciones y llegar a una que satisfaga a los/as dos: la resolución de conflictos es un acto creativo donde hay muchas salidas a un mismo problema y la clave está en buscar compromisos. Un maestro de un jardín de infancia explica cómo sus alumnas y alumnos empezaron a tener menos peleas cuando se enteraron de cómo generar soluciones (sí, generar): por ejemplo, si dos niños van a pelearse por utilizar los lápices de colores podemos pedirles que piensen 3 soluciones al problema. Eso también es “Educación”

6. AFIRMA, PERDONA O AGRADECE
Una palabra amable da cierre al conflicto, no la olvides

Publicado el diciembre 15, 2012 en Educación y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: